Barranco de la Encantada

Un bellísimo paraje natural envuelto por la leyenda

Planes es un atractivo municipio de calles estrechas y empinadas que se encuentra en la comunidad valenciana, al norte de la provincia de Alicante. Forma parte de la comarca del Condado de Cocentaína, y en ella viven unas 750 personas. Es un enclave ideal para pasar unos días descansando y contemplando los bellos parajes naturales que los alrededores de la localidad nos ofrecen.

El Barranco de la Encantada, envuelto por la leyenda
El Barranco de la Encantada, envuelto por la leyenda

A pesar de ser una pequeña población, la historia ha dejado una profunda huella en Planes, en forma de un legado arquitectónico considerable, y en ella podremos ver obras como sus dos castillos, el de Planes y el de Margarida, su acueducto o su ermita del Santo Cristo de Planes, entre otras muchas de igual interés, además de un buen número de yacimientos arqueológicos.

Su patrimonio natural no le va a la zaga, y en sus alrededores encontraremos espacios tan atractivos como el Embalse de Beniarrés, la Sierra de San Cristóbal o sus profundos barrancos, entre ellos el famoso Barranco de la Encantada, rodeado de leyenda.

Barranco de la Encantada
Barranco de la Encantada

El Barranco de la Encantada es un paraje protegido de una espectacular belleza, en el que encontraremos bucólicos escenarios como la cascada conocida con el nombre de Gorg del Salt, o un conjunto de maravillosas pozas ideales para el baño, como el Toll del Estret.

Toll de l'Estret
Toll de l’Estret

El barranco se encuentra a 12 km. de la localidad, y quien lo desee puede realizar una ruta inolvidable hasta el mismo, que le permitirá contemplar hermosos rincones y bañarse en las ya mencionadas pozas, auténticas piscinas naturales de aguas nítidas y cristalinas.

La ruta, que es muy fácil de seguir aunque no se encuentre señalizada, empieza en Planes, desde donde partiremos por la calle que va en dirección hasta su acueducto, hasta encontrar una carretera asfaltada en la que enseguida veremos una indicación para ir hasta la Ermita del Santo Cristo de Planes. Éste es el único trozo duro de la ruta, ya que la subida a la ermita es en zig-zag y hace mucha cuesta. Sin embargo, quedamos compensados de sobras por las magníficas vistas de las que podemos disfrutar durante el camino y de las que se  nos ofrecen desde la ermita, con una impactante panorámica del Castillo de Cocentaina, el Benicadell y el Pantano de Beniarrés. Además, el camino se encuentra rodeado en gran parte de almendros y cerezos, por lo que si lo recorremos en primavera encontraremos un magnífico paraje al encontrarse todos los árboles en flor.

Siguiendo las indicaciones llegaremos al Gorg del Salt, una fantástica cascada cuyas aguas forman a sus pies unas autenticas piscinas naturales en las que podemos darnos un agradable baño.

Gorg del Salt
Gorg del Salt

Al reemprender el camino, iremos encontrando otras pozas aptas para el baño, y toparemos con un viejo molino, conocido como el Molino de la Encantada, junto al cual podremos ver una imagen bellísima del desfiladero y de sus turquesas aguas.

Más adelante, llegaremos a la poza llamada Toll de l’Estret, por donde deberemos descender con cuidado, para encontrarnos con un paraje lleno de magia y belleza, cuya contemplación bien vale el camino recorrido.

En el barranco podremos observar una piedra circular a modo de ventana, situada a 20 pies por encima del agua, cuando ésta se sitúa en su nivel normal. La leyenda cuenta que se trata de una cueva en la que los musulmanes guardaban sus tesoros y en la que también tenían encerrada a una joven a la que habían encantado con la finalidad de que custodiara dichos bienes. Asegura además dicha leyenda que cada 100 años la joven se aparece en dicho lugar, desapareciendo así que empiezan a percibirse los primeros rayos de sol.

Barranco de la Encantada. Detalle
Barranco de la Encantada. Detalle