El Bosque Animado, en Kortezubi

Un espacio mágico que une arte y naturaleza

Kortezubi es un municipio vasco, situado en la provincia de Vizcaya, dentro de la comarca de Busturialdea. Le separan 37 kilómetros de la ciudad de Bilbao,y su censo no alcanza los 500 vecinos.

Uno de sus barrios es Oma, un interesante lugar en cuyas cercanías encontramos un paraje muy peculiar, conocido con el nombre de Bosque Animado.

Efectivamente, se trata de un bosque ubicado dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, que se distingue de los demás porque en sus árboles y piedras se han realizado pintadas, de tal manera que observando conjuntos de troncos desde distintos ángulos éstos componen distintas figuras, algunas de ellas humanas o de animales, y otras geométricas.

El autor que, en la década de los 80, convirtió este bosque en una uténtica obra de arte fue Agustín Ibarrola, el prestigioso pintor y escultor nacido es Basauri en el año 1930.

El Bosque Animado, o Bosque de Oma, nos trae una nueva manera de entender la relación entre arte y naturaleza, y nos muestra una explosión de color que cada uno de nosotros percibirá, según por dónde andemos, de distinta manera.

Muy cerca se encuentra la Cueva de Santimamiñe, que guarda en su interior valiosas pinturas rupestres que datan del año 14.000 a. C, catalogada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.