El islote de Gaztelugatxe, en Bermeo

Una bonita ermita corona la pequeña isla

En la provincia de Vizcaya, frente a las costas de la localidad de Bermeo, se encuentra el islote de Gaztelugatxe, unido a tierra firme por un puente de piedra.

En la zona más alta del islote se halla la Ermita de San Juan, un edificio cuya fecha de construcción se sitúa entre los siglos IX y X, y en la cual se han encontrado sepulcros medievales.

Se puede acceder hasta la ermita, en un entorno espectacular, subiendo 241 escalones. Una vez en ella la tradición manda tocar tres veces la campana de este pequeño templo, con el objetivo de manifestar el esfuerzo realizado para subir y, al mismo tiempo, ahuyentar a los malos espíritus e incluso pedir un deseo.

Aunque no hay duda de que tal esfuerzo se ve sumamente recompensado por los bellísimo parajes que podremos contemplar desde lo alto de la isla, rodeada de acantilados a cuyos pies se extienden hermosas playas de cantos rodados y aguas transparentes de fondos rocosos, que suelen atraer a muchos buceadores por su extraordinaria nitidez.

Junto a la ermita encontraremos un acogedor refugio, un rincón ideal para merendar o para resguardarnos de las posibles inclemencias del tiempo.

Como curiosidad, los barcos de Bermeo, antes de salir a faenar, realizan varios giros delante de la isla para pedir suerte al santo.