Las Chorreras de Enguídanos

Las espectaculares cascadas del Rio Cabriel

Uno de los parajes más espectaculares de la provincia de Cuenca lo encontraremos en el término municipal de Enguídanos, un pequeño y tranquilo pueblo con un censo que ronda los 300 vecinos, y que se sitúa en plena Serranía Media.

Se trata del paraje conocido como Las Chorreras de Enguídanos, un bellísimo escenario formado por el río Cabriel, que se encañona entre unas altas y rocosas paredes con abundantes cuevas debido a la erosión, provocando un conjunto de pequeñas cascadas y de saltos de agua que van formando diversas pozas de aguas cristalinas, muy aptas para el baño.

Es un lugar ideal para pasar un agradable día veraniego, donde encontraremos diversos puntos para sumergirnos en las nítidas aguas del Cabriel. Uno de los mejores lugares para ello se encuentra en una de las pozas de mayor tamaño, al borde de la cual se ha creado una auténtica playa fluvial.

Aquéllos que se acerquen hasta Enguídanos para poder contemplar este bellísimo escenario natural encontrarán en sus alrededores otros parajes atractivos como la Hoz del río Mira o lo embalses de Contreras, el de Villora y el de Batanejo.

También podrán contemplar alguna de las obras que forman parte del legado histórico del pueblo, como su Castillo levantado durante el siglo XI, su Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, su Plaza Mayor, sus casas blasonadas o diversos molinos que se sitúan en las afueras de la localidad, entre otras obras de interés.