El Paisaje Ilustrado, en Valdemeca

Escenas tradicionales y figuras con personajes de la localidad

El Paisaje Ilustrado de Valdemeca es un auténtico museo al aire libre, que se encuentra situado en los bellos escenarios de la Serranía de Cuenca, en plena comunidad castellano-manchega.

El Paisaje Ilustrado, en Valdemeca

Se trata de un espacio de unos 2 kilómetros cuadrados, ubicado en el término municipal de la localidad de Valdemeca, un pequeño pueblo de la provincia de Cuenca, que se halla a más de 1300 metros de altitud.

En este enclave tranquilo, junto al Monumento Natural de Palancares y Tierra Muerta, entre muchas otras cosas interesantes podremos visitar el conocido como Paisaje Ilustrado de Valdemeca, obra del artista Lus Zafrilla, nacido en esta pequeña localidad cuyo censo no llega al centenar de vecinos.

Paisaje ilustrado

Este museo al aire libre quiere mostrar a todos aquéllos que a él se acercan los oficios y tradiciones que a lo largo de los años han sido la rutina y el día a día en el pueblo, aunque hoy ya lamentablemente muchas de ellas desaparecidas. Y para mostrarlos el artista ha querido hacerlo con los personajes de la vida cotidiana de la localidad, aquéllos quienes realmente han vivido este día a día.

Paisaje ilustrado

El espacio lo forman 18 conjuntos representando escenas de antaño, concretamente desde la época de la postguerra, hasta la actualidad. Se han hecho con figuras a tamaño real, para la creación de las cuales, y con el fin de hacerlas más perdurables evitando la corrosión, se ha usado el acero Corten.

Paisaje ilustrado

Ancladas en el suelo y pintadas, entre ellas podemos distinguir a distintos habitantes del pueblo, incluido el propio artista, formando escenas cotidianas, todo ello perfectamente integrado en el entorno en que se han instalado.

El Paisaje Ilustrado, en Valdemeca

Los conjuntos dan una gran sensación de realidad, y entre ellos uno de los que más suele gustar es el que representa un merendero en el que una serie de personajes juegan a juegos tradicionales de antaño, la mayoría de ellos olvidados e incluso desconocidos por nosotros, pero que es posible despierten la nostalgia en nuestros abuelos, que recordarán otros tiempos en que las personas sabían pasarlo muy bien sin tener prácticamente nada. Juegos cuyos nombres, como el trabajasapos, el estiragarrote o el chinche preñao, ya nos llaman la atención por sí solos.

Otros conjuntos destacables son el de las fiestas patronales del municipio, dedicadas a la Virgen de Belén, o el que representa una la procesión.

Paisaje ilustrado

Abundan las figuras que representan a personajes concretos, como dos mujeres charlando al lado de un árbol, niños jugando, cabras, abuelas con sus cestos de paja y sus atuendos típicos, e incluso una pareja de la guardia civil, que difícilmente dejaban de aparecer en este tipo de lugares durante la siniestra época de postguerra.

Se trata de un atractivo proyecto que está previsto vaya creciendo más en un futuro, ya que se van a ir añadiendo nuevas escenas a las ya expuestas.

El Paisaje Ilustrado, en Valdemeca

Cabe tener en cuenta que el lugar es además un auténtico paraíso para los aficionados al senderismo, que encontrarán un amplio abanico de interesantes rutas entre las que elegir, como la Ruta de las Fuentes, la Ruta de la Casa del Cura o la Ruta de los Prados, todas ellas interesantes y llenas de rincones con un gran encanto y parajes llenos de belleza.

Paisaje ilustrado