Museo del Sifón

Más de 20.000 ejemplares en Pola de Siero

Aunque actualmente es cada vez menos frecuente ver un sifón encima de una mesa, hace unos años se trataba de algo prácticamente inevitable, especialmente a la hora del aperitivo, generalmente para ser mezclado con el vermouth. También solía verse durante las comidas, en este caso generalmente para ser mezclado con el vino.

Todos recordamos aquellos sifones de cristal, con sus cristales grabados de colores muchos de ellos, que fueron sustituidos no hace tanto tiempo por otros de plástico que no guardan ni de lejos su mismo carisma.

Hoy podemos recordar con nostalgia los antiguos sifones si viajamos hasta la comunidad asturiana, concretamente hasta la localidad de Pola de Siero, una villa del Concejo de Siero.

Allí podemos visitar el Museo del Sifón, conocido como sifonería La Cotorra y creado por Aurelio Antidio, conocido como Lelo, en el mismo lugar en que antaño se levantaba una fábrica de sifones fundada a principios del siglo XX, y que Lelo adquirió en el año 1955.

En el museo podremos contemplar más de 20.000 sifones, algunos llegados de lejanos rincones del mundo. Los hay de diferentes estilos, serigrafiados, decorados e incluso algunos de ellos reconvertidos en otros objetos, originales y únicos, como un sifón convertido en una lámpara o como otro que contiene en su interior un belén.

Podremos dar un recorrido por el Museo en la calle de la Soledad de Pola de Siero, y cualquier información que deseemos nos la proporcionará el Ayuntamiento de dicha localidad.